Consejos para encontrar las mejores hipotecas II

Como lo prometido es deuda, acá os termino de contar los consejillos para encontrar las mejores hipotecas del mercado.

5. Renta disponible: tenéis que valorar vuestros ingresos disponibles: se calcula restando a los ingresos netos mensuales de la unidad familiar la cuota del préstamo hipotecario y las de otros préstamos; esta diferencia es el dinero que dispondréis para poder vivir todos los meses y hacer frente a todos vuestros gastos corrientes (luz, gas, teléfono, comidas, ropa, colegios, etc.). Por lo tanto, si no tenéis ningún crédito pendiente debéis destacarlo en el banco y hacerlo valer para conseguir una mejor hipoteca

6. Préstamo a tipo fijo, variable o mixto: para poder elegir entre un préstamo a tipo fijo o a tipo variable debemos tener en cuenta dos aspectos: uno, nuestra capacidad de asumir la subidas de tipo que sufrirá el préstamo a lo largo de su vida (15-25 años); y dos, una cuota fija nos elimina incertidumbres (es decir, subidas inesperadas de cuotas), lo que suele ser recomendable para aquellas personas cuyos ingresos no sean muy altos. El problema de los préstamos fijos es que el plazo suele ser como máximo de 15-20 años, y que además no suelen tener condiciones muy competitivas. Por otro lado, los bancos están aumentando sus ofertas de hipotecas mixtas, con tipo fijo durante un período inicial (3-5 años) y el resto variable.

7. Tiempo de financiación: aquí la recomendación es clara: al menor plazo posible que os permita vuestra capacidad de pago.

8. Comisiones a negociar con el banco: por lo general, las dos comisiones que tenéis que negociar con las entidades financieras son la comisión de apertura y la comisión de cancelación. La comisión de apertura se cobra una sola vez al firmar el préstamo y suele estar entre el 0,5% y el 1%. La comisión de cancelación de reembolso total o parcial os la aplicarán cada vez que hagáis una amortización anticipada y suele estar entre el 0% y el 0,5. Debéis negociar con el banco todo lo que podáis las comisiones, ya que os ahorrarán dinero ahora y en el futuro.

9. Seguros a negociar: en la mayoría de las ocasiones los bancos os ofrecerán seguros vinculados como parte de la oferta vinculante del préstamo hipotecario. La aceptación de estos seguros suele conllevar rebajas en el diferencial del tipo de interés. Los dos seguros más habituales son el seguro de hogar y el de vida. La vinculación con el banco es una de nuestras mejores armas para obtener una hipoteca barata.

10- Tiempo para buscar la hipoteca: la hipoteca suele ser la mayor decisión financiera de vuestra vida, así que deberíais aseguraros que le dedicáis suficiente tiempo para tomar la decisión adecuada. No debéis aceptar de buena gana la oferta de vuestro banco de toda la vida, sin comparar con otras opciones, debéis siempre negociar lo que os ofrecen y leer detenidamente hasta comprender lo que vais a firmar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.