Consejos para encontrar las mejores hipotecas I

Muchas veces la TAE de las hipotecas no incluye el coste de productos vinculados, como seguros, planes de pensiones o tarjetas. Por ello es tan importante saber cuántos y qué productos vinculados incluye cada préstamo hipotecario para poder saber exactamente cuáles son las hipotecas más baratas. Muchas veces no sabemos con exactitud qué podemos o no negociar con un banco a la hora de sacar una hipoteca,  para evitar estas situaciones, es fundamental conocer bien cuáles son nuestras necesidades y cuáles nuestras limitaciones y nuestras armas ante el banco para conseguir la mejor hipoteca posible.

1. Financiación: para calcular cuánto podéis conseguir de financiación, dependerá de vuestro salario, tipo de interés del momento y de la duración de la hipoteca. En general no conseguiréis una hipoteca que suponga un pago mensual superior al 30- 40% de lo que ganéis, por lo tanto, si pedís menos dinero de esa cantidad, podréis aspirar a una hipoteca mejor que si vais ajustados.

2. Monto de financiación: no es lo mismo que necesitéis el 50% del precio de compra que el 100% + gastos. Esta pregunta os está  limitando las entidades donde podéis solicitar el préstamo hipotecario. La mayoría de las entidades, dan como mucho el 80% del menor de los valores entre valor de tasación y precio de compra por ello, todo el dinero que podáis adelantar al banco para reducir la hipoteca respecto al precio de la vivienda será un punto a vuestro favor para conseguir un crédito mejor.

3. Capacidad de endeudamiento: igual que en la pregunta anterior no es lo mismo ir al 25% de endeudamiento que al 45%. Vuestro endeudamiento os permitirá por un lado tener un mayor número de entidades donde poder conseguir la financiación y también poder plantearos mayor número de posibilidades dentro de las condiciones del préstamo (préstamos a interés fijo o variable, acortar plazo, períodos de carencia, etc.) así pues, el banco os verá con menos riesgo si compráis una casa que no os ponga en un aprieto a la hora de pagar, por lo que a menos riesgo, os exigirá menos interés.

4. Cuota hipotecaria: los préstamos hipotecarios tienen una duración media de 20 años, así que podéis hacer vuestros cálculos partiendo de la media del euribor de los últimos 17 años es del 3,87%, si añadimos un margen del 1-1,5% nuestro tipo medio estará sobre el 5%. También tenéis que valorar vuestra estabilidad familiar, posibilidad real de incrementar ingresos, qué incrementos de gastos podéis tener y qué haríais si surge algún imprevisto que implique un desembolso. En este sentido, convencer al banco de que podremos pagar la hipoteca en una situación más adversa a la actual y que nuestros ingresos son estables también nos servirá para arañar algunas décimas al diferencial.

En un próximo artículo os continuaré los consejos. No os los perdáis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.