Hipotecas del 100% del valor de la vivienda

La necesidad de poner en funcionamiento de nuevo el mercado inmobiliario y la acumulación de un importante stock por parte de muchas inmobiliarias y bancos, ha generado cada vez más facilidades para la financiación de la vivienda.

Las entidades bancarias han sido las primeras en responder a una oferta comercial más interesante para intentar reducir el gran número de inmuebles que todavía tienen sin vender. Así, ya no nos resulta extraño encontrarnos con hipotecas que financian el 100 por cien del importe de la vivienda.

¿Qué ventajas conseguimos comprando este tipo de viviendas?

  • La compra de una casa supone una importante inversión. La mayoría de aquellos que se disponen a realizar esta compra, cuentan con unos ahorros previos, algo importante si queremos conseguir una financiación algo más baja, que implique intereses algo menores, lo que significaría una hipoteca más barata.

Pero la mejora de las condiciones de las hipotecas, sobre todo para los pisos de bancos, han aumentado las hipotecas con la financiación total de la vivienda, esto permite al propietario dejar unos pequeños ahorros, para amueblar y decorar su futura casa.

  • Por otro lado, hipotecar el 100 por cien de nuestra vivienda también implica renunciar a ahorrar en intereses, cuota y tiempo. Para esta opción, siempre podemos aportar todo lo que podamos para la entrada inicial, dejado otra para gastos imprevistos. Debemos de pensar que las cuestiones de decoración pueden ir haciéndose poco a poco.

Recuerda que, antes de pedir tu hipoteca debes valorar tu capacidad de ahorro, y nivel de ingresos. No dejes ningún cálculo en manos de la improvisación y los devenires futuros. La sucesión imprevisible de la economía y la inestabilidad laboral nos exigen cada vez más cautela en este tipo de inversiones.

Es importante pensar a futuro, en la capacidad de pago de ahora a unos años pues la deuda que se toma con un hipoteca es por un tiempo muy prolongado y más si se decide hacer por el 100% del valor de la vivienda.

Dejar respuesta