Consejos para rebajar la cuota mensual de la hipoteca

En otras oportunidades mencionamos que hay muchas personas que están pagando una cuota de hipoteca mayor a lo que realmente vale el precio de la vivienda. A continuación detallaremos unos consejos que tienen que tenerse en cuenta para evitar que suceda eso, debido a que es una cuestión que ningún sujeto quiere pasar.

Lo primero que se tiene que pensar es en ampliar el plazo. Esto sirve para conseguir una cuota más reducida aunque encarece el total a pagar, debido a que al estirar el pago en el tiempo, se van a producir una mayor cantidad de intereses. Lo mejor en estos casos, sino se tiene ningún crédito, es negociar una comisión de amortización parcial del 0 por ciento. De esta forma, nuestra economía no se vería afectada, ya que se comenzaría pagando una cuota muy baja.

Hipotecas

Otra alternativa para combatir este conflicto es el de la carencia de capital. Esta es una buena opción si se necesita conseguir una hipoteca en un momento de bajos ingresos o si hace años que pagamos nuestra cuota en el día correspondiente, pero se atraviesa un momento delicado. La carencia nos da la posibilidad de pagar sólo intereses durante unos meses, sin amortizar absolutamente nada de ese capital.

La oferta vinculante de otro banco también se tiene que tener en cuenta, debido a que demuestra a la entidad que sabemos qué es lo que se puede encontrar en el mercado, y que se pueden conseguir mejores precios. De esa forma, se podrá hacer una negociación más certera con la entidad para obtener una rebaja considerable, cuando aún no se ha firmado con ningún otro banco. Lo mejor en este aspecto es pedir una hipoteca a varias entidades, para poder seleccionar la que más nos convenga de acuerdo a nuestras necesidades.

Dejar respuesta